Representantes de diversos sectores de Sabana Iglesia, en la provincia Santiago, expresaron su rechazo al proceso judicial incoado por la Procuraduría General Adjunta Para el Sistema Eléctrico (PGASE) en contra de un comunitario por el desmonte de contadores, durante una protesta en rechazo a las alzas de la facturación eléctrica.

La activista Leidy Cabrera considera que la PGASE le hace un flaco servicio a la libertad y el derecho Constitucional que tienen los ciudadanos a manifestarse.

La joven dice esperar que el Poder Judicial otorgue libertad pura y simple a Jonathan Primitivo Guzmán Vargas, acusado de terrorismo y de atentar contra el sistema eléctrico nacional por el retiro de los medidores durante la manifestación.

El dirigente del sector transporte, Eddy Taveras, ve con preocupación que desde el Gobierno dominicano lleven a la justicia los casos de lucha social y popular.

Le recordaron al Partido Revolucionario Moderno (PRM) que hoy están en el oficialismo gracias a los reclamos de la ciudadanía.

El dirigente advirtió que si el joven es mantenido en prisión en Sabana Iglesia iniciarán una jornada de protesta por tiempo indefinido.

Protesta

El desmonte de los medidores se produjo el pasado lunes 31 de octubre en protesta por la alta facturación eléctrica que, según denuncian, están recibiendo.

Los manifestantes llevaron los contadores a la oficina local de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte.

Tras la manifestación, de decenas de personas que participaron en la jornada solo Jonathan Primitivo Guzmán Vargas fue apresado y sometido a la justicia.

PGASE acusa al comunitario de atentar contra el sistema eléctrico nacional y de terrorismo, al desmontar decenas de medidores eléctricos en el municipio Sabana Iglesia, en Santiago.

El organismo solicita al juez de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente la imposición de tres meses de prisión preventiva.