Por Arturo Martínez Moya.- Ahora la prioridad es vacunar al ma- yor porcentaje de la población adulta

Correcta fue la decisión del presidente Luis Abinader de posponer las discusiones de la reforma fiscal integral para enero del 2022, y aplicarla a mediados de año.
Debe mediar un amplio consenso entre Gobierno, empresarios, trabajadores y sociedad civil, y ahora, la prioridad, no puede ser otra que vacunar e inmunizar al mayor porcentaje de la población adulta en el menor tiempo posible.

Su clara línea de actuación despejó incertidumbres entre los empresarios, cuando la mejora de los indicadores económicos se está traduciendo en optimismo e iniciativa privada.

El ritmo ascendente de las actividades no es producto de la casualidad, es consecuencia de la temprana implementación de medidas excepcionales monetarias del Banco Central, aprovechadas por el sector productivo, por ejemplo, al comercio y las mipyme los bancos comerciales han desembolsado más de RD$81,000 millones, el 42 por ciento del total prestado en los últimos doce meses.

Con su decisión, el presidente Abinader fortalece la perspectiva de corto plazo, de que el ritmo de la economía podría conducir a una expansión interanual por encima del potencial, para en doce meses recuperar el histórico desplome del PIB de -6.7% en 2020, y el volumen de 2,122,037 de plazas de trabajo registradas en la Tesorería de la Seguridad Social en febrero de 2020.

En el peor momento de la pandemia la economía perdió 528,727 puestos de trabajo, y ahora, por el rápido regreso a la normalidad sintetizado por el crecimiento de 11.5% en los primeros cuatro meses del año, estamos corto solo con 122,000 plazas de trabajo. Es decir, a la fecha se ha recuperado el 77% de los puestos trabajos que se perdieron, sin duda, una de las razones que tiene el FMI para colocar a Republica Dominicana en la lista de países de mejor desempeño frente a la crisis sanitaria y sus consecuencias.

Es necesario dejar sentado que el presidente Abinader pudo posponer las discusiones para armonizar bases imponibles y tasas de impuestos, que deberá aumentar la recaudación, simplificar el sistema y actualizar el Código Tributario vigente hace 30 años, por el manejo del presupuesto público, cerró con un superávit de RD$28,402.9 millones de enero a mayo de este año.

Me consta, corregir las distorsiones de los parches fiscales de gobiernos pasados, fue una constante en sus discursos desde la oposición política, y tenía pensado hacerlo iniciando el Gobierno, pero la pandemia del covid-19 cambio su prioridad.

Está consciente de que, por los parches fiscales, gruesa es la cifra del fraude fiscal, me refiero a la diferencia entre recaudación potencial y efectiva. Mi estimado, con cifras de las cuentas nacionales y de la encuesta de ingresos y gastos familiares, es que de la recaudación potencial por ITBIS se pierde 40% y entre 45% y 55% por Impuesto Sobre la Renta.

La brecha de la evasión, de cerrarse totalmente, el fisco sumaria mucho dinero, estimo no menos de RD$250 mil millones, 5.5% del PIB y 27% de la recaudación total. Si con la reforma de enero reducimos la brecha a la mitad, sería suficiente para cerrar el déficit fiscal estructural.

Como es otra cosa, mis cálculos excluyen el gasto tributario, por ITBIS el monto de RD$231,265 millones y RD$32,874 millones por Impuesto Sobre la Renta.

Compartir
Artículo anteriorVacunación total, meta país
Artículo siguienteBancos no pueden debitar dinero de las cuentas sin previo acuerdo del titular
Jenchy Suero Jesús Antonio Suero Castillo (Jenchy Suero), nació en San Juan de la Maguana, catedrático universitario, comunicador, economista y abogado. Ha dirigido diversas entidades profesionales y organizativas de la sociedad, etc. Jenchy Suero, conduce y produce el programa televisivo: “Primera Hora” y conduce “Panorama Social, ambos cada día de lunes a viernes en la televisión de Santo Domingo República Dominicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

siete + 20 =