Por José Antonio Torres.- Antes de hablar del tema lo más lógico sería definir desde el punto de vista jurídico lo que es un fideicomiso público, pues es aquel constituido por el Estado o cualquier entidad de derecho público con respecto a bienes o derechos que formen parte de su patrimonio, con el objetivo de gestionar, implementar o ejecutar obras o proyectos de interés colectivo.

Establece que el régimen económico y financiero se orienta hacia la búsqueda del desarrollo humano. Se fundamenta en el crecimiento económico, la redistribución de la riqueza, la justicia social, la equidad, la cohesión social y territorial y la sostenibilidad ambiental, en un marco de libre competencia, igualdad de oportunidades, responsabilidad social, participación y solidaridad.

Aunque ahora es que se habla de una legislación al respecto, la realidad es que desde el 2013, se constituyó el primer fideicomiso público al amparo de la Ley No. 189-11, y desde ahí se han constituido múltiples fideicomisos, por lo que ha sido una decisión correcta la iniciativa de los senadores de establecer una normativa que instituya las directrices para la organización y funcionamiento de los fideicomisos públicos en pos de asegurar un adecuado uniforme y efectivo uso de este instrumento jurídico.

Aunque hay que dejar en claro que una ley de esta magnitud debe regirse por los procesos de compras y contrataciones, y que debe ser la Dirección de Compras y Contrataciones que apruebe los reglamentos de rigor.
También el legislador debe dejar claramente establecido en esa nueva Ley que se proveerá toda información que soliciten los medios de comunicación o personas particulares, tal como lo establecen leyes 189-11 y 200-04 de libre acceso a la información pública sin menoscabar el secreto fiduciario.

También es bueno recalcar que en los países donde se han aplicado con éxito los fideicomisos públicos, se ha establecido que una entidad oficial, tal como la Superintendencia de Bancos se encargue de la Regulación y supervisión de los fideicomisos aprobados.

Sobre estas condiciones los fideicomisos podrían ser gananciosos para el país, tal como ha ocurrido en otras naciones, ya que ningún estado por sí solo, sea socialista o capitalista ha logrado su desarrollo.
El proyecto de ley aprobado por los senadores sobre el particular podría ayudar al desarrollo de RD, siempre que tenga una buena supervisión.

Compartir
Artículo anteriorCuando “desinformación”, no es desinformación real Por Rocío Díaz
Artículo siguienteCaram demanda prudencia fiscal por incertidumbre
Jenchy Suero Jesús Antonio Suero Castillo (Jenchy Suero), nació en San Juan de la Maguana, catedrático universitario, comunicador, economista y abogado. Ha dirigido diversas entidades profesionales y organizativas de la sociedad, etc. Jenchy Suero, conduce y produce el programa televisivo: “Primera Hora” y conduce “Panorama Social, ambos cada día de lunes a viernes en la televisión de Santo Domingo República Dominicana.