La fiscal titular del Distrito Nacional, Rosalba Ramos Castillo, depositó el martes una notificación formal de inhibición y desapoderamiento en el proceso penal seguido en contra de la red criminal liderada por César Emilia Peralta (a) César el Abusador.

La notificación fue depositada a través del procurador general de la corte de apelación y la procuraduría especializada en antilavado de activos y financiamiento del terrorismo, Luis González.

Ramos Castillo sostiene que su inhibición es definitiva e irrevocable y obedece a las recientes declaraciones vertidas a la opinión pública por la inspectoría general del ministerio público, “las cuales a pesar de carecer de toda veracidad tienden un manto de dudas sobre la objetividad de los fiscales de esta jurisdicción que participamos en la investigación, en la instrumentación y en la presentación de la acusación relativa al presente caso”.

La notificación indica que la intervención de la Fiscalía del Distrito Nacional en el proceso penal en cuestión, se produjo a los fines de robustecer la estrategia de investigación y licitación del mismo, debido a su complejidad por la pluralidad de actores, acciones criminales e incidencia internacional; logrando con nuestra colaboración, la revocación de la libertad pura y simple del imputado Jadher Jaquez Araujo (a) Jakemate y además, la imposición de la medida de coerción a los imputados Heriberto de la Cruz (a) Erick Aqua, Marisol Mercedes Franco y Natanael Castro Cordero (a) Nato, sin menoscabo de todas las diligencias de investigación relativas a estos imputados como a otros imputados

Una investigación disciplinaria a la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, pasó ayer del ámbito interno de la Procuraduría General de la República a la luz pública, luego de que transcendiera el contenido de una comunicación en la que la fiscal acusa al Inspector general del Ministerio Público, Juan Medina, de acosarla de manera inquisitoria y arbitraria.

De acuerdo con la información divulgada en las primeras horas de este lunes, Ramos envió la comunicación a la Procuradora General, Miriam Germán Brito, en la que indica que Medina habría incurrido en delito de violencia de género y que el acoso estaría disfrazado en una investigación contra el personal bajo su mando y su persona por supuestas irregularidades en el ejercicio de sus funciones.

En respuesta a estos señalamientos, el procurador adjunto Juan Medina detalló a través de una nota de prensa de la Procuraduría que contra Ramos se lleva una investigación disciplinaria “relativa al caso de César Emilio Peralta (César el Abusador), denuncias sobre compras y contrataciones de la Fiscalía del Distrito Nacional, así como de otras acciones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7 + nueve =