“Yo quiero decir que yo soy una persona que me identifico con la decencia. Disculpe, no tengo nada que ver con lo que se me está tratando de imputar”, aseguró el indigente Newton Pérez Feliz, a quien la Corte de Apelación del Distrito Nacional le rechazó este jueves su solicitud de que se le varíe la coerción de la prisión preventiva que se le impuso.

Pérez Feliz es la persona que el Ministerio Público acusa de lanzar un bloque de concreto que impactó el cristal delantero del vehículo que conducía Joel Raphael Cabrera Espino, de 29 años, y lo golpeó causándole la muerte, la madrugada del domingo 11 de diciembre de 2022.

El objeto fue lanzado desde el peatonal de la avenida 27 Febrero con Máximo Gómez en el Distrito Nacional.

La Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, presidida por la magistrada Isis Muñiz Almonte, ratificó la prisión de tres meses contra el imputado, argumentando que el acusado no posee ningún tipo de documentación que establezca quien es él y que solo tiene como domicilio un local de un taller al que paga 200 pesos que consigue lavando vehículos.

“No queda claro que haya un domicilio como tal, pero que tampoco existe un círculo familiar; que esta persona tenga algún tipo de arraigo familiar”, dijo la jueza Muñiz Almonte al justificar la decisión de la corte.

Pérez Feliz fue representado por la defensora pública Angélica Ramírez.

Al informar de su apresamiento, la Policía dijo que tras lanzar el concreto Newton Pérez Feliz se dirigió caminando hasta los alrededores de un negocio de venta de alimentos, ubicado en las proximidades de la avenida Tiradentes y que para identificarlo se valió de videos de cámaras de seguridad.

Joel Raphael Cabrera Espino era ingeniero y agrónomo. Según su familia, tenía planificado retomar los estudios este mes de enero para realizar una maestría.

El acusado de la muerte cumple la medida de coerción en la cárcel La Victoria.