Santo Domingo, RD.- La Cámara de Cuentas publicó la mañana de este lunes un informe de los análisis realizados a la fundación de la diputada Lucía Medina, en el que prima el gasto millonario sin evidencias, ni “comprobantes justificativos”.

Se trata de la Fundación de Mujeres para el Desarrollo de San Juan (Fumudesju), anteriormente llamada Asociación de Mujeres para el Desarrollo de San Juan de la Maguana, Inc. (Asodemusa), ya mencionadas en la auditoría del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper) y que es presidida por la también hermana del expresidente de la República, Danilo Medina.

En ese documento, en la del Fonper, se señala que la organización recibió 52 millones de pesos de 53 millones que estaban destinados para proyectos sociales dirigidos a personas de escasos recursos y que al final fueron recibidos por legisladores y parientes de funcionarios, entre otras personas que no cumplían con los requisitos establecidos por la normativa de la entidad.

La nueva auditoría, en la que se analiza los procesos financieros y administrativos, de remuneraciones, compras y ayudas sociales de la fundación indica que la Cámara de Cuentas confirmó que de ochenta millones percibidos entre 2013 y 2018 del Fonper, unos RD $38,250,000 no fueron presentados a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Pagos sin evidencias

Asimismo, de los gastos ejecutados por la Fumudesju con el dinero otorgado por el Fonper, faltan documentos que soporten los montos erogados y sus justificaciones durante los años 2007 a 2012, entre ellos cheques físicos y de los registros contables en el libro de banco denominado “manejo financiero” que ascienden a un total de RD $1,102,963.

De igual forma, el órgano auditor descubrió retenciones no realizadas del impuesto sobre la renta (ISR) y el Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (Itbis) por la suma de RD $370,407.

En pago de hospedaje y alimentación a personal externo fueron gastados unos RD $660,399, que incluía el pago a un personal de seguridad de la presidenta de la fundación, así como también personal de seguridad de la fundación como tal y periodistas, “sin evidencia de labor realizada para el programa Vida Saludable”.

“En la documentación suministrada no fue posible identificar un detalle de las personas que fueron hospedadas”, destaca la Cámara de Cuentas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 + nueve =