Dos de las empresas vinculadas al hermano del expresidente Danilo Medina, Juan Alexis Medina Sánchez, recibieron pagos por unos RD$200 millones de pesos por contratos supuestamente irregulares con el Ministerio de Salud Pública, durante la gestión de Freddy Hidalgo.

Así lo expone el Ministerio Público en una de la solicitud de orden de allanamiento que hizo a un tribunal para proceder al apresamiento de unas diez personas, entre exfuncionarios y personas a las que califica de proveedores privilegiados y testaferros “que aprovecharon vínculos familiares con el poder político para acumular fortunas durante el pasado período de gobierno”.

Además de Hidalgo y de Medina Sánchez, los apresamientos, realizados la madrugada del pasado domingo, incluyen al exdirector de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), Francisco Pagán; el expresidente del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper), Fernando Rosa y la exvicepresidenta de esa entidad, y hermana del expresidente Medina, Carmen Magalys Medina Sánchez.

También el excontralor de la República, Rafael Antonio Germosén Andújar; el exdirector de fiscalización de la OISOE, Aquiles Alejandro Christopher Sánchez, Domingo Antonio Santiago Muñoz y Julián Esteban Suriel.

La investigación a cargo de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) se ha denominado “Operación Antipulpo”. El nombre hace alusión a la capacidad que tuvo el hermano del expresidente de extender sus “tentáculos” por diversas instituciones estatales en las que consiguió contratos de obras.