Estados Unidos es el país que lidera las repatriaciones de migrantes haitianos que llegan por aire y mar a su territorio y que reciben asistencia de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

A la fecha, la OIM registra la repatriación de 21,303 haitianos hasta octubre de 2022 y el 69 % fue expulsado desde el país norteamericano. En total, Estados Unidos devolvió a Haití 14,706 migrantes que llegaron, al igual que de otros destinos, “muy vulnerables” con pocos o ningún recurso.

Las cifras sobre los repatriados por Estados Unidos en lo que transcurre el 2022 casi se equiparan al número del año pasado, cuando el país norteamericano regresó hacia Haití a 14,934 personas, según datos de la OIM.

La mayoría (89.75 %) de las repatriaciones ocurrieron en los primeros cinco meses, liderando enero (4,255) y mayo (4,655) las cifras.

La Organización Internacional para las Migraciones ha descrito en sus informes que, entre los haitianos repatriados, en general, hay niños no acompañados y separados, mujeres embarazadas y lactantes.

Bajan repatriaciones

Una disminución general en las repatriaciones se observó a partir de junio, cuando hubo un estallido de la violencia de las bandas armadas en Haití.

“Además, la escasez de combustible ha tenido un impacto directo en el transporte y ha hecho mucho más difícil viajar por el país. Como resultado, la mayoría de las repatriaciones se han suspendido”, dijo la OIM.

En octubre, el último mes reportado por el organismo internacional, apenas 88 personas fueron repatriadas hacia Haití por aire y mar y ninguna fue devuelta por Estados Unidos porque hasta el momento no se habían interceptado embarcaciones. Pero esto parece cambiar. El lunes pasado llegó a aguas de Florida el primer barco desde Haití luego de meses.