Santo Domingo, RD.- El ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, denunció este jueves que en el viceministerio de Regulación de Armas y Municiones operaba una “mafia”,  lo que provocó que se cerrara definitivamente y se excluyeran de nómina a 51 empleados el año pasado.

Al presentarse ante el Senado de la República, en respuesta al requerimiento de los legisladores, expresó que declararía todo lo que encontró en el Ministerio al momento de asumir sus funciones el pasado 16 de agosto.

“Le hemos dicho al país lo que había: una mafia de armas operando. Eso lo sabe todo el país, lo que operaba en el Departamento de Armas era una mafia estructurada de años y años”, manifestó.

Vásquez tildó al tema de “mayúsculo” y aseguró que para obtener una licencia de armas de fuego había que “pagar comisiones” y se “falsificaban documentos”.

Venta de servicios, extorsión, tráfico influencias, sustracción de expedientes y expediciones de carnet con datos falsos fueron algunas de las irregularidades que presuntamente encontró el ministro y que resultaron en el cierre del viceministerio.

El ministro indicó que estas actividades son objeto de una investigación “más profunda”, cuyos hallazgos fueron entregados  a un equipo de abogados designados por el presidente de la República, Luis Abinader.

“Todo eso está en manos de los abogados designados por el presidente para la investigación. Hemos dado respuestas contundentes”, puntualizó.

Con respecto a la seguridad ciudadana, Vásquez enfatizó que es un tema que “estamos abordando y dedicándole todo el tiempo posible” a través de la participación ciudadana, porque “es responsabilidad de todos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

quince − uno =