La Guardia Costera de Estados Unidos repatrió a 273 migrantes a Matanzas, Cuba, el fin de semana luego de los operativos para interceptarlos frente a los Cayos de Florida.

Las autoridades indicaron que si bien más de 4,400 inmigrantes de Cuba y Haití han logrado llegar en bote a costas del estado desde agosto, más de 700 de ellos llegaron a los Cayos de Florida durante el fin de semana de Año Nuevo. Muchos arribaron en balsas motorizadas improvisadas que se utilizaron para realizar la peligrosa travesía de 160 kilómetros (100 millas) desde la isla comunista por el peligroso Estrecho de Florida.

Por ello, el gobernador republicano Ron DeSantis ordenó el viernes movilizar a la Guardia Nacional de Florida. De momento, la Guardia Nacional no ha respondido un mensaje de email en busca de comentarios sobre la medida.

Sin embargo, el gobernador indicó en un comunicado el viernes que el estado desplegaría aviones, helicópteros y patrullas marinas en el área “para reforzar las operaciones por agua y garantizar la seguridad de los migrantes que intentan llegar a Florida a través del Estrecho de Florida”.

No hubo información oficial sobre el número de migrantes que llegaron a los Cayos de Florida durante el fin de semana.