El presidente electo Joe Biden arremetió ayer, martes, contra el gobierno del mandatario Donald Trump por no fortalecer las defensas cibernéticas de la nación y le pidió identificar públicamente al perpetrador de una enorme intrusión en los sistemas de agencias gubernamentales, un hackeo que algunos de los principales aliados de Trump atribuyen a Rusia.

Biden, quien recibe información de inteligencia de alto nivel como parte de los preparativos para su toma de posesión del próximo mes, dijo que los planes para el hackeo pudieron empezar desde 2019.

Varias agencias federales, como el Departamento del Tesoro, han dicho que fueron víctimas de la intrusión.

“Aún hay muchas cosas que no sabemos”, dijo Biden durante una conferencia de prensa en Wilmington, Delaware. “Pero sabemos esto: Este ataque representa un grave riesgo para nuestra seguridad nacional.

Fue planeado cuidadosamente y orquestado cuidadosamente”. El gobierno estadounidense no ha hecho una revisión formal en torno a quién fue el responsable, pero tanto Mike Pompeo como el secretario de Justicia William Barr dijo que todo indica que fue Rusia.