Santo Domingo, RD.- Wilkin Sánchez es uno de los tantos dominicanos que han emigrado a otro país en busca de mejores condiciones de vida, hoy a sus 28 años se desempeña en el área que le apasiona, la informática, como especialista en ciberseguridad.

Oriundo de Baní, provincia Peravia, emigró a Estados Unidos a la edad de 19 años en 2014, donde encontró un sistema, idioma, cultura y reglas muy distintas a las de la media isla del Caribe donde nació.

“En el fondo de mí sabía que me iban a pasar muchas cosas maravillosas. Estuve expuesto a muchas cosas malas, me insultaron, me discriminaron, pero sucedieron cosas mucho mejores… Pude obtener una educación universitaria, un gran trabajo, grandes amigos, ayudar a otros a tener éxito como lo hice yo, y muchas más cosas por las que estoy agradecido”, resaltó Sánchez.

Historia
La historia de Wilkin Sánchez es la de superar barreras y negarse a dejar que su talento se desperdicie. Es el menor de cuatro hermanos y criado por una madre soltera.

A los once años aprendió lo básico de Microsoft Office y navegación por Internet. Relató que montó una pequeña tienda en su comunidad de Baní donde reparaba computadoras. 

 ¿cómo llegaste a Estados Unidos?

Soy nativo de la ciudad de Baní en la provincia Peravia emigré a los Estados Unidos hace ya alrededor de siete años, mi mamá vivía acá en los Estados Unidos primero que yo y por vía de ella pude llegar hacia acá.

No éramos pobres, pero tampoco ricos, estábamos limitados en ciertos recursos como educación, a veces ropa y comida.

Empecé a apasionarme por las computadoras a una edad muy temprana. La primera vez que estuve cerca de una computadora, inmediatamente quise resolver las cosas y descubrir más sobre ella todos los días.

¿Cómo fue tu proceso de adaptación a la cultura estadounidense?

Los primeros meses y el primer año fue lo más difícil para mí porque éramos solamente mi mamá y yo en el Estado (Providence, Rhode Island), no conocíamos a nadie, no tenemos prácticamente familia acá y fue mucho trabajo.

Iba a restaurantes, no sabía ordenar la comida porque no hablaban en español en muchos de ellos, a veces no sabía cómo tomar un autobús para ir de un punto a otro. Valió la pena todo el esfuerzo, estudié para aprender inglés.

En muchas ocasiones cuando aplicaba a trabajos relacionados con la tecnología, no me los daban, porque no tenía un título universitario en Estados Unidos.

Eso fue para mí una motivación cuando me decían no, no, no, no… Porque me hizo trabajar más fuerte, me hizo seguir luchando. Me tocó hacer trabajos que no era lo que yo quería hacer, pero era lo que debía hacer por el momento.

Trabajé a tiempo completo en McDonald’s limpiando el restaurante a partir de las 4 de la mañana y no tenía coche. Luego, encontré un trabajo en una empresa local como técnico en electrónica.

Ese trabajo me ayudó a obtener más experiencia técnica y de servicio al cliente, por lo que pude seguir avanzando en mi carrera.

Tomé certificaciones de diferentes compañías en mí tiempo libre como es Cisco, Microsoft, aprendí lenguajes de programación, redes.

Me inscribí en la universidad local en el Community Collage de Rhode Island donde me enfoqué en hacer los estudios generales en materias básicas, pero el enfoque fue en Ciencias en computadoras y Ciberseguridad.

¿Cómo fue tener ese primer empleo relacionado con el área de la informática?

Cuando pude lograr mi primer trabajo en la industria de la tecnología… Yo dije; Bueno, yo no tengo un título universitario de cuatro años, pero yo sé hacer el trabajo, y al poder demostrar que yo sí puedo hacerlo fui contratado como especialista en tecnología de una compañía local.

A lo primero estaba un poco nervioso porque mi primer trabajo formal en tecnología no sé qué esperar.

Me dieron la oportunidad, debo hacer un buen trabajo, nunca tuve miedo de hacer preguntas de decir bueno yo no sé hacer eso, pero si tú me enseñas una vez yo puedo mirar y estoy seguro de que voy a aprender.

Eso me ayudó bastante a no estar nervioso, a hacer preguntas, ser curioso de muchas cosas y así fui escalando hasta que pude escalar a especialista de ciberseguridad, mi título actual en esa compañía.

Háblanos sobre tu empresa, ¿A cuántas personas has ayudado y cómo fue el proceso de los trabajos a inicios de la pandemia del Covid-19?

Después de que me gradué de la universidad hace ya dos años me hice la pregunta ¿Qué voy a hacer ahora? Puedo seguir estudiando, puedo trabajar más o puedo desarrollar un proyecto que realmente me haga feliz a mí y pueda ayudar a la comunidad.

Y desde ahí fue que nació, Grupo Hispano de Tecnología de Rhode Island (RIGHT, por sus siglas en inglés).

Donde el enfoque principal es ayudar a la comunidad Hispana del Estado principalmente microempresarios, personas, empresas a que desarrollen sus habilidades técnicas en el área más de negocios sería ya para que esas empresas implementen mejores tecnologías.

Fue muy complicado que un inmigrante empieza un proyecto de esa magnitud, por así decirlo, muchas veces tocamos las puertas y no entendían realmente el valor de la tecnología en nuestra comunidad hispana.

Tenemos dos años en operación, hemos ayudado a más de mil personas y negocios.

La pandemia nos ayudó a conseguir más clientes, había negocios de comida que querían implementar servicios de venta en línea, desarrollamos páginas web y aplicaciones para que esas personas puedan vender. Ayudamos a la comunidad y crecimos mientras manteníamos el distanciamiento social.

¿Qué mensajes les das a los dominicanos que viven en el exterior y a los que les gustaría emigrar a otro país?

Yo les diría a todos los que quieren venir para acá a los Estados Unidos que este es un país lleno de oportunidades para todos sin ninguna distinción de que si tiene papeles o no.

Lo primero que debes hacer cuando llegues es educarte, conocer el país, conocer la cultura y conocer sobre el idioma que es muy importante.

Aparte de eso seguir luchando, trabajar fuerte, buscar nuevas oportunidades y no quedarte estancado en cuatro paredes por así decirlo.

Ayuda a los dominicanos
Con el inicio de la pandemia del COVID-19 en la República Dominicana la educación se volvió virtual y durante este drástico proceso de transición Sánchez ayudo a más de 200 maestros a adaptarse a las plataformas virtuales para que el año escolar no se viera perjudicado.

Yo dije wao, República Dominicana un país que quizás no tenga la infraestructura técnica como tiene los Estados Unidos ¿Cómo yo ayudo a esos maestros que quizás no tengan conocimientos en tecnología?”, expresó Sánchez.

Detalló que se comunicó con Glendy Marte, actual gobernadora de la provincia Peravia, quien en aquel momento no lo era.

Wilkin Sánchez le expuso a Marte sus intenciones de ayudar a la comunidad de maestros de Baní y organizaron una serie de encuentros con el personal docente para realizar la capacitación virtual en programas educativos para la enseñanza de manera gratuita.

“Yo quiero ayudar a mi comunidad, sin ningún costo alguno, no tengo ningún interés económico, quiero ayudarlos y preparamos diferentes entrenamientos a profesores”, destacó.

El joven les enseñó la “suite” gratuita de Google, el Google Classroom y diferentes plataformas para mensajería en línea y seguridad.

“Realmente me hizo feliz porque compartí mis conocimientos con mi comunidad y sé que hice un buen impacto”, dijo el emprendedor dominicano.

Compartir
Artículo anteriorLas Reinas del Caribe superan a Serbia en la Liga de Naciones
Artículo siguienteLos 10 cargos públicos que ganan más dinero en República Dominicana
Jenchy Suero Jesús Antonio Suero Castillo (Jenchy Suero), nació en San Juan de la Maguana, catedrático universitario, comunicador, economista y abogado. Ha dirigido diversas entidades profesionales y organizativas de la sociedad, etc. Jenchy Suero, conduce y produce el programa televisivo: “Primera Hora” y conduce “Panorama Social, ambos cada día de lunes a viernes en la televisión de Santo Domingo República Dominicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

10 − 4 =