Aunque los ingresos anuales promedio de los dominicanos residentes en los Estados Unidos han estado entre los más bajos de todos los grupos raciales y étnicos examinados en un reciente estudio, la situación ha mejorado con respecto al pasado.

Esto se refleja en un incremento paulatino del monto promedio que envían en remesas a la República Dominicana.

Los ingresos promedio de los trabajadores dominicanos a tiempo completo aumentaron de 38,685 dólares en 1999 a 40,976 dólares en 2009 y luego a 46,325 dólares en 2019, de acuerdo al estudio “Dominicanos en Estados Unidos: un perfil socioeconómico 2022”, publicado por la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY, por siglas en inglés).

Esto significa una tasa de crecimiento anual promedio de 0.6 % por año en la década de 2000 y 1.3 % por año en la década de 2010, ambas superiores al crecimiento promedio de los salarios durante estos períodos en los Estados Unidos en general, indica el análisis.

Evolución de remesas

Conforme a las estadísticas del Banco Central de la República Dominicana, para 2010, el promedio de remesas familiares que se enviaban desde Estados Unidos a Quisqueya era de 199.8 dólares por transacción formal. Los años siguientes hasta 2016 el monto fluctuó entre los 191.8 y 203.9 dólares.

Sin embargo, a partir de 2017 la cantidad promedio ha ido aumentando. Ese año subió a 205.9 dólares y en el siguiente a 211, aunque bajó a 209 dólares en 2019.

Pero el año siguiente, en el pandémico 2020, repuntó a 244.5 dólares y en 2021 a 270.9. Esto se explica porque a partir de marzo de 2020 y hasta septiembre de 2021, el Gobierno de Estados Unidos tenía un esquema de ayuda implementado a raíz de la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19.

Por lo anterior, el promedio de 2022 se ha reducido a 260.7 dólares, pero sigue siendo más alto que antes de la pandemia.

En los primeros nueve meses de 2022, las remesas recibidas lograron una cifra de 7,309.4 millones de dólares, informó el Banco Central. Destacó que este monto supera en 2,016.5 millones de dólares a las enviadas en los primeros nueve meses de 2019, período anterior al inicio de la pandemia.