El senador de la provincia Santo Domingo, Antonio Taveras Guzmán, manifestó que la corrupción es un mal que se ha enraizado en el ADN “como si fuera un cáncer” en gran parte de los dominicanos y que el mismo solo se puede extirpar con un Ministerio Público independiente y comprometido con la construcción de un país decente, que esté avalado por jueces, juezas y fiscales que cumplan con el principio de independencia que se expresa en las diferentes legislaciones del sistema de justicia dominicano.

“Este pueblo tiene los ojos abiertos, bien abiertos y está exigiendo castigo para aquellos que les han robado la esperanza de vivir dignamente en este país”, dijo Taveras Guzmán.

Indicó que los funcionarios del pasado y presente gobierno están siendo observados, por lo que les exhortó a trabajar en la política con decencia, un apostolado hacia el servicio y el bienestar de las personas que los eligieron para representarlos.

En ese sentido, el legislador saludó el gran trabajo que está realizando la procuradora general de la República, Miriam Germán y todo su equipo.

También resaltó que, en una sociedad decente, cualquier ciudadano, sin importar su categoría, que cometa un crimen social, político y económico tiene que pagar las consecuencias.

“Queremos ser bien claros, si bien es cierto que la política no puede ser judicializada, tampoco los políticos ni los funcionarios públicos pueden esconderse detrás de esta actividad’’, aseguró.

Expresó que el Ministerio Público está actuando con responsabilidad al iniciar un proceso de encausamiento para personas que ya el rumor público las había condenado.

Taveras Guzmán habló a propósito de los arrestos y el entramado de supuesta corrupción que ha destapado la Operación Coral, por la cual hay cinco personas bajo arresto y fueron decomisadas varias propiedas, alegadamente adquiridas con enriquicimiento ilícito.

Los arrestados por este caso están: el general Adán Cáceres Silvestre, jefe de seguridad del expresidente Danilo Medina; el coronel de la Policía Nacional Rafael Núñez de Aza, exdirector financiero del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep) y del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur); Rossy May Guzmán Sánchez (a) La Pastora, el mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez, y los miembros de Policía Nacional Tanner Antonio Flete Guzmán y Erick Pereyra Núñez, a quienes se les acusa de constituirse “en una organización criminal que realizó cientos de operaciones ilícitas” desde agosto del 2012 y “sigue haciendo operaciones en instituciones del Estado a través de la colocación de personas”, según el Ministerio Público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

20 − cuatro =