Los nuevos ingredientes que se han agregado tras la muerte hace unos días en Santiago de uno de los condenados por el asesinato de las hermanas Mirabal crean más confusión sobre la suerte de los sicarios, sobre todo después de afirmarse que habían sido liberados durante la guerra de abril de 1965 por el exjefe de los hombres rana, Manuel Ramón Montes Arache.

Al conocerse la muerte de Alfonso Cruz Valerio, quien se creía que era el último sobreviviente de los condenados por el asesinato de las Mirabal, el excombatiente constitucionalista Rafael –Fafa- Taveras declaró que Montes Arache intervino para excarcelar a los sentenciados.

De los 20 años de prisión a que fueron condenados, Cruz Valerio y los demás solo cumplieron dos años de cárcel. La versión de Taveras, quien dijo haberla obtenido del desaparecido coronel Claudio Caamaño Grullón, ha sido rechazada por Aníbal López, uno de los antiguos hombres ranas cercano a Montes Arache, y por la señora Sonia Valenzuela.

El grupo estaba recluido en la fortaleza Ozama cuando supuestamente fue liberado por Montes Arache. Pero como para darle más calor a la controversia el historiador y embajador dominicano en Italia, Tony Raful, afirmó que de los asesinos de Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, ocurrida el 25 de noviembre de 1960, todavía está vivo Emilio Estrada Malleta.

Según Raful, el sicario estaría residiendo en Miami. Ahora tiene que establecerse cómo los condenados salieron de prisión y si en verdad Estrada Malleta está con vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

17 − diecisiete =