De tener en promedio siete hijos en los años 60 y estar destinada casi exclusivamente a los quehaceres del hogar, las mujeres dominicanas han ampliado sus horizontes en las últimas cinco décadas, en medio de una transformación que se mantiene en movimiento.

En la actualidad, el promedio de hijos se reduce a dos descendientes por cada mujer, según los datos para 2019 que manejaba el Fondo de Población para las Naciones Unidas, lo que habla de un control en las decisiones de natalidad que antes no existía.

Esa realidad ha significado un cambio de paradigma en el papel de la mujer en la sociedad al darle más posibilidades de estudiar, de trabajar y de encargarse de algo más que las labores del hogar y la crianza de los niños.

Así, ha aumentado su presencia en el mercado laboral en ámbitos en los que incluso lidera con su participación y, al menos en el año 2020, superó ligeramente a sus pares masculinos en ingresos salariales.

En promedio, las mujeres ganaban un salario de 26,915.5 pesos mensuales al cierre del mes de diciembre, un 4 % más alto que el devengado por sus pares masculinos en ese mes, que era de 25,885 pesos al mes, según indican los números de la Tesorería de Seguridad Social.

Llegan también a ser más en empleos relacionados con ocupaciones científicas e intelectuales, en personal de apoyo administrativo, en el sector comercial y están cerca de estar de tú a tú en cargos de gerencia y dirección.

El avance no ha sido igual para todas

Pero los avances no han marchado a la misma velocidad entre todas. Hay más mujeres en actividades más diversas, cada vez más son jefas de hogar, avanzan en sus niveles educativos y en lo que logran escalar a nivel laboral, pero la realidad no es uniforme entre ellas. Los propios datos oficiales revelan que el desarrollo de las mujeres ha sido desigual, no solo en comparación con los hombres, sino entre ellas mismas.

En República Dominicana el avance depende, so

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cuatro + 9 =