WASHINGTON — Documentos publicados el martes por los reguladores estadounidenses confirman que la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el COVID-19 brinda una protección eficaz contra el coronavirus, al darle al mundo la primera mirada detallada a las pruebas que lo demuestran.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) publicó su análisis online mientras al otro lado del Atlántico comenzaba la vacunación de los británicos de mayor edad con la Pfizer-BioNTech.

Pero Estados Unidos juzga las vacunas experimentales a su manera: el jueves, la FDA convocará a lo que es en esencia un tribunal científico para debatir —en público y por streaming— la contundencia de las pruebas a favor de la vacuna.

primeros inoculados serán trabajadores de la salud y residentes de hogares para ancianos de acuerdo con los planes de cada estado.

Pfizer y su socio alemán BioNTech han informado que su vacuna demostró un 95% de eficacia para prevenir el COVID-19 en casos leves a graves en un estudio amplio y en curso. Entre las primeras 170 infecciones detectadas, solo ocho correspondieron a voluntarios que recibieron la vacuna verdadera, mientras que los restantes recibieron un placebo.

La medición se realizó poco después de que los voluntarios recibieron la segunda dosis. Resta determinar cuánto dura la protección. “Estudiamos los mejores datos posibles”, dijo el doctor Paul Offit, del Hospital de Niños de Filadelfia y asesor de la FDA. “La gente se pregunta, y es razonable, qué sucederá pasados los seis meses”.

El otro aspecto crucial es que Pfizer no ha reportado efectos secundarios graves. Algunos de los inoculados sufren fiebre, fatiga, dolor muscular u otros síntomas propios de la gripe, sobre todo después de la segunda dosis. Es una señal de que el sistema inmunitario reacciona, reconoce el verdadero virus y lo combate.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciocho − uno =