El jurado en el juicio del expolicía blanco Derek Chauvin, acusado de matar al afroestadounidense George Floyd el año pasado, llegó la tarde de este martes a un veredicto, dijo el tribunal en Minneapolis, norte de Estados Unidos.

Chauvin, de 45 años, fue acusado de tres cargos de asesinato y homicidio involuntario por la muerte de Floyd el 25 de mayo de 2020, en un caso que provocó protestas contra la injusticia racial y la brutalidad policial en todo el mundo.

El jurado de 12 miembros -siete mujeres y cinco hombres que representan la diversidad racial de Minneapolis- deliberó a puerta cerrada durante cuatro horas el lunes por la tarde al final de un juicio de tres semanas, y volvió a reunirse el martes por la mañana.

En sus instrucciones finales, el juez Peter Cahill destacó la gravedad del caso, que se produce en medio de una mayor tensión alimentada por otras muertes de personas negras a manos de policías blancos.

“No deben permitir que los prejuicios, la pasión, la simpatía o la opinión pública influyan en su decisión”, dijo Cahill. “No deben considerar las consecuencias o sanciones que pudieran derivarse de su veredicto”.

Se requiere un veredicto unánime para la condena por cualquiera de los tres cargos: asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado u homicidio involuntario.

Chauvin, un veterano de 19 años del Departamento de Policía de Minneapolis, enfrenta un máximo de 40 años de prisión si es declarado culpable de asesinato en segundo grado, el cargo más grave.

En espera del pronunciamiento del jurado, las ciudades estadounidenses se preparaban para eventuales disturbios, y Minneapolis estaba bajo medidas de seguridad sin precedentes.

“Abrumadoras” pruebas

En declaraciones a periodistas, el presidente Joe Biden, estimó más temprano “abrumadoras” las pruebas, y pidió un veredicto “correcto”.

El expolicía fue grabado en video arrodillado durante más de nueve minutos sobre el cuello de Floyd, incluso cuando el corpulento hombre de 46 años, esposado, suplicaba “Por favor, no puedo respirar”.

Las imágenes, tomadas por transeúntes testigos del arresto de Floyd, acusado de comprar cigarrillos con un billete de 20 dólares falso, fueron vistas por millones de personas dentro y fuera del país.

Biden dijo a periodistas en la Oficina Oval que había hablado por teléfono con “la familia de George”, a quien conoció en junio pasado antes del funeral de Floyd.

“Solo puedo imaginar la presión y la ansiedad que sienten”, señaló. “Son una buena familia y están pidiendo paz y tranquilidad, sin importar cuál sea ese veredicto”.

“Rezo para que el veredicto sea el correcto. Creo que es abrumador desde mi punto de vista. No diría esto si el jurado no estuviera aislado”, dijo.

 

“El mundo está mirando”

En medio de temores de disturbios, tropas de la Guardia Nacional fueron desplegadas en Minneapolis y Washington, la capital de la nación.

Minneapolis ha sido escenario de protestas en las noches desde que Daunte Wright, un joven negro de 20 años, fue abatido a tiros en un suburbio de esa ciudad de Minnesota el 11 de abril por una policía blanca.

Unos 400 manifestantes marcharon por la ciudad el lunes pidiendo la condena de Chauvin, coreando: “El mundo está mirando, nosotros estamos mirando, hagan lo correcto”.

En Washington, la Guardia Nacional dijo que dispondría de unos 250 efectivos “para apoyar a la policía local” ante posibles manifestaciones.

Los fiscales, en sus alegatos finales el lunes, mostraron extractos del desgarrador video de la muerte de Floyd.

“Pueden creer lo que vieron”, dijo el fiscal Steve Schleicher. “No se trató de vigilancia policial, se trató de asesinato”, insistió. “Nueve minutos y 29 segundos de abuso de autoridad impactante”.

“El acusado es culpable de los tres cargos. Y no hay excusa”, afirmó.

El abogado defensor Eric Nelson aseguró por su parte al jurado que Chauvin “no usó fuerza ilegal a propósito”.

“Esto no fue un estrangulamiento”, dijo, y justificó las acciones de Chauvin y los otros policías que mantuvieron a Floyd en el suelo.

Según Nelson, la enfermedad cardíaca de Floyd y su consumo de drogas fueron factores decisivos.

¿”Justificado” o no?

Gran parte de la fase de presentación de pruebas del juicio giró en torno a si Chauvin había realizado un uso razonable o excesivo de la fuerza.

Expertos médicos de la fiscalía dijeron que Floyd murió por la falta de oxígeno por tener la rodilla de Chauvin en su cuello y que las drogas no incidieron.

La defensa llamó a un oficial de policía retirado que dijo que el uso de la fuerza de Chauvin contra Floyd estaba “justificado”.

Los oficiales de policía que testificaron para la acusación, incluido el jefe de policía de Minneapolis, dijeron que era excesivo e innecesario.

El veredicto también afectará a los tres excolegas de Derek Chauvin -Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao-, que serán juzgados en agosto por “complicidad en asesinato”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

19 − 18 =