Casi 17.000 personas estaban el viernes hospitalizadas por infecciones confirmadas o posibles de COVID-19, y de acuerdo con un modelo basado en los últimos datos para proyectar tendencias futuras, el número podría alcanzar en el estado la inmensa cifra de 75.000 para mediados de enero.

Con los 48.000 casos nuevos de California a la cabeza de las estadísticas, Estados Unidos sumó a su total en un solo día la cifra récord de 249.709 pacientes más con COVID-19, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins del sábado. La cifra nacional de muertes ha rebasado las 315.000.

Texas, Florida, Nueva York y Tennessee registraron cada uno más de 10.400 nuevos casos. En las últimas dos semanas, el promedio de casos nuevos a siete días en Estados Unidos se disparó a 219.324 por día en comparación con el promedio anterior de 183.787, un incremento de casi 20%.

Los contagios iban en ascenso antes del Día de Acción de Gracias y aumentaron debido a las reuniones por la celebración. Las autoridades de salud ahora temen que el aumento se agrave durante la Navidad y Año Nuevo.

En muchos lugares, la gente está haciendo caso omiso de las precauciones sugeridas porque está harta de utilizar mascarilla y guardar el distanciamiento social, según las autoridades sanitarias.

Aunque las autoridades federales han autorizado el uso de dos vacunas contra el COVID-19 y ya se han aplicado dosis a miles de personas, principalmente personal del sector salud, la inoculación generalizada del público general previsiblemente se efectué hasta después de la primavera.

Varios gobiernos estatales han señalado que el gobierno federal les indicó que los envíos de las vacunas de Pfizer-BioNtech de la próxima semana serán menores a la programado inicialmente.

El general del Ejército a cargo de repartir las vacunas contra el COVID-19 en Estados Unidos, Gustave Perna, se disculpó el sábado por la “falta de comunicación” con los estados sobre el número de dosis que serán entregadas en las fases iniciales de distribución.

De las más de 272.000 dosis de la vacuna de Pfizer aplicadas hasta el sábado en la mañana, las autoridades federales de salud dijeron haber advertido seis casos de reacción alérgica severa. Una de las seis personas tenía un historial de reacciones adversas a las vacunas, dijeron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

18 − 13 =