San Francisco – 23 JUL 2020 – 05:10 AST

El FBI cree que una investigadora china, acusada de fraude con el visado por ocultar su afiliación con el Ejército chino, lleva refugiada en el Consulado chino en San Francisco durante un mes, según informes judiciales. Los documentos presentados en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en San Francisco establecen que Juan Tang, que trabajaba como bióloga, según la cadena CNN, en la Universidad de California, afirmó falsamente en su solicitud de visa que no había servido en el Ejército chino. Pero los investigadores encontraron fotos de ella con un uniforme militar chino y descubrieron que había trabajado como investigadora en la Universidad de Medicina Militar de la Fuerza Aérea de China. La Oficina Federal de Investigación la interrogó el 20 de junio y luego fue al consulado, donde el FBI cree que ha permanecido desde entonces. Juan fue acusada de fraude de visas el 26 de junio.

En la denuncia, que nombra también a otros investigadores chinos en Estados Unidos, los fiscales afirman que son parte de un programa para enviar científicos militares al país norteamericano con falsas pretensiones, informa la CNN, con declaraciones falsas sobre su verdadero empleo. “Existe evidencia en al menos uno de estos casos de que un científico militar ha estado copiando o robando información de instituciones estadounidenses bajo las órdenes de [sus] superiores militares en China”, dijeron los fiscales, según la misma cadena.

La policía estadounidense no puede entrar en una embajada o consulado extranjero a menos que sea invitada, y ciertos altos funcionarios, como los embajadores, tienen inmunidad diplomática.

La noticia se produce cuando las tensiones entre Estados Unidos y China aumentan, y justo al día siguiente de que se hiciera público que Washington le dio a China 72 horas ―que expiran mañana viernes― para cerrar su consulado en Houston en medio de graves acusaciones de espionaje.

Otro investigador chino, Chen Song, también ha sido arrestado por fraude de visa y la Fiscalía no ha admitido la fianza para su puesta en libertad, según Reuters. Chen trabajó en la Universidad de Stanford realizando investigaciones neurológicas, según las alegaciones judiciales, que también mencionan a otros dos investigadores chinos recientemente acusados que trabajaron en la Universidad de California y la Universidad de Duke.

El FBI ha advertido a las universidades durante años sobre el riesgo de robo de propiedad intelectual por parte de investigadores extranjeros y Estados Unidos ha endurecido las restricciones a las visas de estudiantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

doce − uno =