Al pronunciar su discurso de ingreso como miembro de número de la Academia Dominicana de la Historia, la escritora Jeannette Miller aportó valiosas informaciones sobre el inicio y desarrollo de la fotografía en la República Dominicana.

Recordó que en el país la aparición de la fotografía data de 1851, dieciséis años después de la independencia en 1844, y veinticinco luego de que Nicéphore Niepce obtuviera la primera fotografía en 1826.

Además dijo que el primer fotógrafo trashumante en llegar al territorio dominicano fue A. Hartman, “quien hizo , en 1851, daguerrotipos de Santana, de Báez, de Monseñor Portes y de otros ”.

“Ya en 1854, Epifanio Billini, a quien se ha llamado el ‘padre de la fotografía dominicana’, inauguró su Establecimiento de Daguerrotipo en Santo Domingo. En 1881, el español Frank Adróver Mercadal, después de viajar por todo el país, abrió su Estudio-Galería en la ciudad Capital, donde también impartía prácticas de fotografía. Mercadal realizó la famosa foto de Lilís muerto (1899), que demostraba no le habían disparado en la cara”, agregó.

La crítica de arte, poeta y narradora también dijo que un poco más tarde, en 1890, el puertorriqueño Pedro Catinchi montó su estudio en Santiago de los Caballeros, convirtiéndose en el fotógrafo más cotizado de la región.

Contó que la segunda mitad del siglo XIX fue un período de ebullición política en el país, cuando se produjeron la Anexión a España, La Restauración, revoluciones y alzamientos…

“La foto como registro y el retrato, llenan la actividad fotográfica de la segunda mitad de nuestro siglo de independencias y revoluciones, y en la medida en que se desarrollaban la ciencia y la tecnología que le sirven de soporte, la fotografía fue cobrando una importancia que se proyecta en las primeras décadas del s. XX”, afirmó en su discurso titulado Un acercamiento a la fotografía dominicana a través de exposiciones, concursos, grupos, movimientos y mecenazgos (1890-2007).

Miller manifestó que primeras fotografías en el país están identificadas por daguerrotipos, fotos blanco y negro, y fotografías “iluminadas” y que Julio Pou, Abelardo Rodríguez Urdaneta, Francisco Palau, y Alfredo Senior, ocupan los primeros lugares en los inicios de la fotografía dominicana.

En su prolija exposición, la autora, Premio Nacional de Literatura 2011, dijo que su acercamiento a la fotografía nacional ha incluido los concursos, exposiciones, grupos, movimientos y mecenazgos iniciales y los más importantes en República Dominicana, desde 1890 hasta 2007.

“Desde las imágenes en blanco y negro hasta la entrada del color, la fotografía dominicana ha abordado infinitas modalidades, siendo como es hija de la ciencia y la tecnología, y del deseo del fotógrafo de testimoniar, directa o indirectamente, sus preocupaciones y preferencias”, explicó .

En las últimas décadas del siglo XX, manifestó, se observan fotógrafos que recrean estilos pictóricos, puristas que manejan los implacables recursos del blanco y negro de forma renovadora, intercambio y mezcla de recursos, uso de tecnología digital, lo que representa una apertura a las corrientes de diversidad y experimento que definen la época.

“Dicen que ‘una imagen habla más que mil palabras’. Si ponemos al lado un retrato fotográfico de finales del s.XIX y otro de inicios del s.XXI, vemos que son completamente distintos, cada uno con la calidad y la belleza que los recursos de la época permitían. Pero lo más importante es que trasmitirán significados subyacentes que conectarán con los años en que fueron hechos”, expresó.

Discurso de recepción de Raymundo González

Le correspondió al historiador Raymundo González, miembro de numero de la Academia, pronunciar el discurso de recepción de Miller, “un referente de las artes y la literatura nacional, como escritora y crítica literaria galardonada en diversas ocasiones”, acreedora del Premio Nacional de Literatura en el año 2011, por su dedicación a la creación y a la crítica literaria.

“También la conocemos como una consagrada crítica e historiadora del arte, en la que sobresale su mirada analítica de las artes plásticas dominicanas”, dijo.

Respecto al discurso de la autora, González expresó: “En apretada síntesis Jeannette Miller ha presentado un acercamiento a la fotografía dominicana, cuyos límites puso a finales del siglo XIX y en los primeros años del presente”.

Indicó que este período “comprende la modernización de las estructuras económicas y sociales, así como un crecimiento demográfico sin precedentes, que tuvieron lugar bajo formas políticas autoritarias, aunque modernas, que ceden de manera episódica, primero, pequeños espacios a las formas democráticas que, más tarde, han contado con mejores oportunidades, aunque todavía a la sombra de las anteriores”.

Compartir
Artículo anteriorEscogido anuncia a Rodney Linares como su dirigente
Artículo siguienteEmprendedores lanzan primera feria virtual de empleos en el país
Jenchy Suero Jesús Antonio Suero Castillo (Jenchy Suero), nació en San Juan de la Maguana, catedrático universitario, comunicador, economista y abogado. Ha dirigido diversas entidades profesionales y organizativas de la sociedad, etc. Jenchy Suero, conduce y produce el programa televisivo: “Primera Hora” y conduce “Panorama Social, ambos cada día de lunes a viernes en la televisión de Santo Domingo República Dominicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

tres × 3 =